Carta de la librera

Ni negra, ni criminal. Una novela oscura.

Para entendernos, Bosque frío de Patrick McCabe es un libro para todos aquellos lectores que les gustan las novelas de Simenon, pero no las de Maigret.

Bosque frío es un relato intenso y desnudo, de una calidad literaria poco frecuente.

Patrick McCabe es periodista, como lo fue Larsson. Ambos, como buenos periodistas, escarban en la sociedad y en su relato identifican de inmediato lo esencial. Pero el autor de Bosque frío, además, no solo se dedica a remover las piedras sino que las voltea para ver aquello que se arrastra por debajo. Y lo que se arrastra bajo las piedras es el hombre.

El hombre en forma de monstruo.

El autor no nos prepara en los primeros capítulos para lo que nos espera.

El protagonista del la novela es Redmond Hatch, oriundo de las montañas Midland en Irlanda. Pero Redmond Hatch es un narrador poco fiable que va cambiando de forma en el transcurso de la narración porque al principio lo vemos sufrir, y nos atrapa con su sufrimiento. Su mujer “labios de miel” le engaña, y le separa de su amada hija Imogen… A partir de este momento tendrá que contentarse con verla “trocitos de tiempo como migajas“, y él sufre. Sufre, porque los monstruos, la mayoría de ellos, son terriblemente humanos.

Todo pasa en la Irlanda de los años ochenta y principios de los noventa. Quince años de una Irlanda cambiante en la que a las zonas rurales aisladas y abandonadas les va llegando el desarrollo residencial y nuevas infraestructuras. Pero ¿qué pasa con la antigua cultura autóctona y su “folklore“. ¿Qué pasa con personajes tan carismáticos y queridos como el viejo violinista Ned Strange, al que todos apodaban cariñosamente Papito?

En esta novela no hay ninguna concesión al romanticismo rústico:

(…) “¡Valle de los paletos!, la oía reírse mientras compartíamos una copa. Hiciste bien al irte de ese sitio. Hiciste bien al abandonarlos, a ellos y su rencor y sus ridículas suspicacias y su hostilidad hacia el ancho mundo que se extiende más allá de su montaña: en otras palabras, querido, el mundo civilizado. Donde los padres y los hermanos no se follan a sus hermanas y las madres no mueren de hemorragias cerebrales después de recibir palizas de bestias que las dejan al borde de perder sus pobres y desdichadas vidas.”

Un relato intenso y una prosa precisa que va reuniendo todas las piezas que conducen a la total desintegración de la sensibilidad moral de un individuo. Indaga en los oscuros mecanismos que pueden llevar a un adulto a atentar contra la vida de un niño.

La mejor novela que he leído este 2010. Llevamos poco pero ha sido un comienzo de lujo.

Fuente: http://negraycriminal.blogcindario.com

Share ¡corre la voz, soplón!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo negra y criminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s