Archivo de la etiqueta: artículo

Este ya lo he leído

[El Mundo / Tendencias, 12 de mayo de 2011]

Rafael Vallbona

Que se puedan encontrar en el mercado cuatro novelas con el mismo título y tres portadas de libros diferentes diseñadas a partir de la misma imagen, es un síntoma de lo que es el sector editorial desde que la decisión de cómo será un libro está en manos de los departamentos de marketing. Un paso en falso es una novela de Anna Dankóvsteva que publicó El Acantilado en 2003, pero también es el título de una novela de Sofie Laguna publicada por Espasa en 2009, de la última de Harlan Coben publicada por RBA el año pasado y de una de Kjell Ola Dahl editada por Emecé el mismo año. ¿A quiénes buscan confundir?

Reino de sombras de Alan Furst (Umbriel, 2002), Muerte en Breslau de Marek Krajewski (Alamut 2008) y Los crímenes del No-Do (Principal de los libros 2011) tampoco tienen una vida comercial sencilla: las tres comparten la misma imagen en la portada.

Como dice un fiel cómplice del columnista: “Los lectores cada vez tenemos más la impresión de que este libro ya lo hemos leído“; por lo que es probable que acabemos no comprando ninguno de los títulos por una simple mímesis provocada por una simple incompetencia. Salvo los que fueron los primeros en escoger título o portada, el resto harían bien en reflexionar sobre si es lo mismo vender una novela que una nevera.

En muchas editoriales, la clásica figura del editor ha desaparecido. El trabajo de leer los originales con boli rojo y de acompañar al autor en el proceso de depuración, corrección y comercialización de su libro, se ha sustituido por la presión de alcanzar objetivos comerciales y de cuadrar presupuestos. Del destino de las obras se encarga marketing, un lugar donde, a menudo, la literatura interesa poco.

Fuente: La Bòbila.

titulos.pdf

cubiertas.pdf

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo asociación, bòbila, literatura

Novela negra (y cultureta) de Joan de Sagarra, en La Vanguardia

La Vanguardia, 27 de febrero de 2011

Joan de Sagarra

El próximo mes de marzo se cumplen treinta años de la aparición de la revista Gimlet, "la millor revista sobre el gènere negre i policíac que hem tingut a l’Estat espanyol", según podía leerse en el número 79 de L´H Confidencial, el fanzine del Club de Lectura de Novela Negra de la biblioteca La Bòbila (plaza de la Bòbila, 1. L´Hospitalet).

Dirigida por Manuel Vázquez Montalbán, coordinada por Miguel Vidal Santos, en su consejo de redacción participaron Javier Coma, José Luis Guarner, Ricardo Muñoz Suay, Jaime Perich y Salvador Vázquez de Parga. Tenía corresponsales como Eduardo Mendoza (Nueva York) y Óscar Caballero (París), y en su lista de colaboradores encontramos los nombres de José María Latorre, Maruja Torres, Fernando Savater, Cristina Fernández Cubas, Mario Lacruz, Andreu Martín, Juan Madrid, Josep Maria Carandell, Xavier Domingo, Néstor Lujan… y una jovencísima Isabel Coixet.
Hace treinta años todavía no se había producido en nuestro país el boom de la novela negra, lo que explicaría la corta vida de Gimlet: el primer número se publicó en marzo de 1981 y el último, el 14, en abril de 1982. Tan sólo un añito de vida.

En el editorial del primer número, el amigo Manolo escribía lo siguiente: "El título de la revista tiene música de cultura gratuita. Un cocktail, una novela de negras aventuras modernas. Gratuita e inocente, como la gastronomía y el paso de baile final de Lauren Bacall en Tener y no tener. Gimlet apuesta por una tierra libre para la cultura lúdica, para un tipo de literatura que enseña las mentiras y pide para ellas la sonrisa cómplice de los embusteros. En la confianza de que todos somos embusteros, dentro de lo que cabe. Gimlet es una revista con voluntad y esperanza de mayoría. Esperanza de mayoría que sería prueba y efecto de higiene social, porque la salud de una comunidad puede medirse por el amor y el desamor a las culturas lúdicas e inocentes, al paso final de Lauren Bacall en Tener y no tener".

En el programa de actos (que tuvieron lugar en nuestra ciudad del 31 de enero al 5 de febrero pasados) con motivo de la BCNegra 2011, no figura ninguna mención a los treinta años de la aparición de Gimlet. Es posible, lo desconozco, que la revista ya hubiese sido recordada y debidamente celebrada en una anterior convocatoria de la BCNegra, del mismo modo que es muy probable que se hablase de ella en la mesa redonda que se celebró el pasado 1 de febrero en el Col·legi de Periodistes en torno al tema MVM, un gran periodista. Pero tengo mis dudas. Porque mucho me temo que la novela negra, la novela "policiaca y de misterio", como se decía en Gimlet, haya dejado de formar parte de aquellas "culturas lúdicas e inocentes" de que hablaba Manolo, de aquel paso de baile de Lauren Bacall al final de Tener y no tener, para convertirse en un gran tinglado (editorial y mediático), sin una tilde de inocencia y cargado de pretensiones, alimentado con un discurso relleno de tonterías y estupideces.
Curiosamente, en el programa de actos de la recién celebrada BCNegra 2011 tampoco aparece mención alguna del cincuenta aniversario de la muerte (en enero de 1961) de Dashiel Hammett. Quien sí tuvo la delicadeza de recordarnos dicha efeméride fue la editorial Edicions 62, en una nota de prensa en la que calificaba a Hammett como "un dels autors més importants de la novela negra americana del segle XX", al tiempo que nos recordaba que la editorial había publicado dos de sus obras, L’home flac y El falcó maltès en su mítica colección La Cua de Palla. Una nota de prensa que le ha servido a mi buen amigo Lluís Bonada, el azote de la cultureta, para lanzar desde las páginas de El Temps una de sus divertidas invectivas contra el mundo editorial de este bendito país.

Puestos a recordar, dice Bonada, Edicions 62 podía haberse acordado de que, además de las dos novelas mencionadas, también había publicado La clau de vidre, Collita roja, 106.000 dòlars, Diners de sang y los relatos La ferradura d´or y El noi sense nom. Y puestos a celebrar el aniversario en los medios de comunicación (como parece que la nota de la editorial anime a hacerlo), dice Bonada, Edicions 62 hubiese podido tener el detalle de reeditarlo y así poder celebrar como es debido el cincuenta aniversario de su muerte. Porque, y ahora viene lo más sabroso, de los dos títulos mencionados por la editorial, uno de ellos, El falcó maltès (que Huston llevó al cine), está descatalogado, y de los seis títulos restantes que cita Bonada sólo es posible encontrar en las librerías La clau de vidre (incorporado en 2009 a la colección labutxaca). Y concluye Bonada: "Realment, la nota de Edicions 62 (antes que invitarnos a celebrar el 50 aniversario de la muerte del gran novelista norteamericano) ens convida a celebrar la mort de Dashiell Hammett". Que en paz descanse.

Mientras Edicions 62 se disponía, alegremente, a enterrar a Dashiell Hammett, el máximo responsable de la editorial, el señor Fèlix Riera, abandonaba a toda prisa el velatorio para sumarse al equipo del conseller Mascarell en calidad de presidente del Institut Català de les Indústries Culturals (ICIC). La cultureta tiene esas cosas. Que Dios nos pille confesados.

P. S. En 1963, Edicions 62 publicó La clau de vidre en La Cua de Palla (número 3). La traducción era del señor Rafael Tasis (a.c.s) y los gángsters se trataban de "vos". Como si fuesen de la Lliga. La cultureta.

Fuente: Novela negra (y cultureta)

Deja un comentario

Archivado bajo asociación

Talavera confidential, de Carlos Zanón sobre Entre trago y trago, de Julián Ibáñez

Article publicat al diari Avui.

Carlos Zanón

Talavera ‘confidential’

James Ellroy va dient que és el millor escriptor de novel·la negra del món. I ho diu per dues raons: perquè ho és i perquè no ha llegit Julián Ibáñez. Si ho hagués fet, miraria a esquerra i a dreta abans d’obrir la boca. No passa res, Mr. Ellroy: la majoria d’autors espanyols de novel·la negra no resisteixen la comparació. Molts, en llegir Ibáñez, senten uns desitjos irrefrenables de tancar-se a casa i no tornar a sortir. I de rellegir Miss Marple i seguir veient CSI ad eternum. És lògic. Aquest autor veterà (Santander, 1940), parada obligatòria per al lector de novel·la etiqueta negra, és bo, molt bo. Insultantment bo.

Quan la pesca a la riba del riu Tajo l’hi permet, el senyor Ibáñez ens envia els seus llibres. Fidel a la cita, puntual, eficaç, dur, definitiu. Un món sòrdid, marginal, de carretera secundària, sense lliçons per aprendre ni temps per fer-ho. Entre trago y trago és un altre exercici d’estil, ofici i, uf, talent. De conèixer les regles del joc i d’esprémer-les. Les cartes són les mateixes de sempre però el crupier les barreja i les reparteix, ràpides i –com ha de ser– marcades. El seu llenguatge –personal, indiciari, versemblant, intransferible– propicia que et quedi la pols del voral a la gola. Que el gust del licor et cremi l’estómac. Que et mati el desig. Que el neó o els fars, les llanternes o les navalles a la foscor no t’impedeixin continuar caminant a cegues. No només sap construir un món, sinó que ho fa amb paraules i escenaris, diàlegs i forats narratius que semblen no deure res a ningú.

Successora de Pandora

L’argument d’Entre trago y trago? Gitana és la Pandora de polígon, du roba de mercadillo i els déus la deixen a l’extraradi de Talavera. Maza és l’amo d’un bar de carretera, s’encapritxa d’ella per al seu puticlub i la compra. Digna successora de totes les Pandores que en el món hi ha hagut, la noia genera calamitats, huracans i desastres aquí i allà. A més d’ella, híbrid de gat salvatge i dona, i del protagonista, esculpit amb pedra i benzina, grans secundaris. Gent que apareix en partides de cartes, bars amb persianes abaixades, negres anorèctiques servint copes, guàrdies civils traficant amb droga, tabac i carn humana. En fi, els ingredients eterns barrejats, servits i rebentats des de dins per un paio com Julián Ibáñez, pescador de canya i escriptor grandiós. Ellroy ha tingut sort. El riu Tajo no passa per Los Angeles.

Share ¡corre la voz, soplón!

Deja un comentario

Archivado bajo asociación, literatura

Conflictos y novela negra en Latinoamérica

Marcos Tarre estuvo en la Biblioteca La Bòbila de L’Hospitalet/Esplugues el pasado jueves 3 de junio, hablando sobre la novela negra y la violencia en latinoamérica, un tema que él bien conoce y que ha estado presente en sus novelas.

Johari Gautier Carmona

El crimen se ha convertido en el mayor problema de Latinoamérica, por encima de la pobreza, el desempleo o la educación. Ante un fenómeno social que no deja a nadie indiferente y que adopta distintas facetas, las expresiones artísticas y la literatura en general se ven inevitablemente influenciadas. En un acto literario sobre los conflictos, Marcos Tarre, escritor venezolano y asesor de seguridad, ha analizado las repercusiones de la violencia en el género de la novela negra y sus principales características.

El mayor problema de Latinoamérica

La violencia no se ha mencionado en la última cumbre iberoamericana de jefes de estados, nos señala Marcos Tarre, y sin embargo, es, sin lugar a dudas, el mayor problema de Latinoamérica. Las cifras ilustran estas afirmaciones: murieron en 2009 más de 130.000 personas en América Latina por culpa de la violencia. De estas 130 mil personas, 21.000 son mejicanas y 16.000 venezolanas. “Es como si tuviéramos un Tsunami cada dos años”, ha comentado Marcos Tarre para ilustrar la grandeza de un problema que se concentra esencialmente en la zona caribeña, en América Central, Colombia y Venezuela. Las comparaciones con Europa son muy reveladoras: Méjico registra una tasa de 52 muertos por cien mil habitantes, Colombia 39 muertos por cien mil habitantes, mientras que España sólo cuenta con 6 muertos por cien mil habitantes.

Se trata de un fenómeno principalmente urbano, relacionado con el fácil acceso a las armas. Una ciudad como Caracas ha sumado en 2009 un total de 3000 muertos y este dato alarma más todavía si consideramos que no hay un conflicto abierto en el país venezolano. Más allá de las cifras, estas muertes suponen una continua amenaza a las libertades y al bienestar. En ciertas ciudades, los atracos y las agresiones han llegado a afectar a un 95% de la población. La violencia se nota en cada esquina, en cada semáforo y se vive a diario con el miedo y la desconfianza.

Las distintas miradas a la violencia

En su análisis de las representaciones de la violencia, Marcos Tarre ha destacado que los escritores clásicos se centraban esencialmente en la violencia estatal. Algunas de las temáticas más vistas en el boom de la literatura latinoamericana son la figura misteriosa del dictador populista y los caprichos de los coroneles envueltos en guerras interminables y sin sentido. A través del realismo mágico, autores como Gabriel García Márquez o Cortázar retrataron una época marcada por el autoritarismo y las ansias de poder. Otros como Vargas Llosa quisieron demostrar que, en sus países respectivos, la violencia está en la base de toda relación entre individuos. Y Carlos Fuentes explicó el interés literario de la violencia por su innegable atracción. “No es que miremos todos a los malos, pero es que son más interesantes que los buenos”, expresó el autor mejicano.

Por su lado, los autores contemporáneos de la novela negra latinoamericana como Raúl Argemi (Argentina), Laura Restrepo (Colombia) o el propio ponente Marcos Tarre (Venezuela), describen ambientes más callejeros, marcados por la omnipresencia de la droga y el lavado de dinero. Además de la inevitable influencia del mercado español, el auge de la novela negra latinoamericana se estriba de su clara conexión con la actualidad y la descripción de entornos corruptos muy a menudo tolerados y presentados como elementos incontrolables. Sistemas judiciales precarios, gobiernos alejados del ciudadano, globalización y un machismo desconsolador son los elementos que sirven de decorado en la actualidad.

El contrapunto a estas últimas tendencias es la novela negra cubana que, por razones políticas y una situación social peculiar, mantiene una dirección distinta. Los textos de los principales autores de la isla caribeña se mantienen al margen de lo político para describir escenas de escasez y de indefensión. No se habla con tanta insistencia del tráfico de droga puesto que no es un problema que afecte especialmente a la isla. En todo caso, Marcos Tarre ha destacado que la novela negra latinoamericana se caracteriza por una constante búsqueda de la originalidad. Quizás, el próximo boom se enmarque en ese género.

>> Noticia en La Vanguardia.

>> Fotografía de Marcos Tarre.

Fuente: La Bòbila.

Share ¡corre la voz, soplón!

Deja un comentario

Archivado bajo bòbila

Explosión de la novela negra en España

Os dejamos a continuación un amplio artículo de Javier Cercas que, amablemente, nos ha permitido publicarlo en el blog de Brigada 21. En él, repasa cuál es actualmente la situación de la novela negra, haciendo un recorrido histórico del género y detallando sus factores de éxito.

Aquí les dejamos el texto completo del artículo titulado Lo leo todo en negro, el cual lo publicó el pasado 8 de febrero de 2010 en su blog.

 

Share ¡corre la voz, soplón!

1 comentario

Archivado bajo literatura, noticias negras

Bilbao muy negro

Artículo publicado en El Correo Digital Periódico de Catalunya (26/01/2010).

«La capital vizcaína y su entorno, con su mezcla de ruinas industriales, restos de un pasado esplendoroso y espacios de modernidad, resultan perfectos como escenarios »

[acceso al artículo]

Share ¡corre la voz, soplón!

Deja un comentario

Archivado bajo noticias negras