Después

Autor: Fernando Rosso (rossofernando79@gmail.com)

Todo olió a corridas y gritos desenfrenados. Las sirenas desperdigadas por los aires y una lucecita blanca colgada de un cable virgen pintaban el escenario. El corazón no paraba de bombearle, el cuello le temblaba y la lengua se movía de manera epiléptica.

Cuando llegó a su casa pensó en matarse, pero entendió que era muy tonto para tomar una decisión tan adulta. Se afeitó la cabeza a excepción de los parietales y la nuca dando señales de edad avanzada, mucho más que la que realmente tenía. Se puso unos anteojos cuadrados, con marco oscuro, que utilizaba raras veces para leer cuando la letra era chica, sacó el traje para eventos importantes y lo vistió sobre una camisa blanca recién planchada. El cinturón tenía unas manchas rojas.

Al pisar el asfalto, el viento le dio un leve escalofrío que nació en el techo vacío de su cabeza para diseminarse por el resto del cuerpo, como una descarga eléctrica. Llegó a la esquina con el sonido del disparo aturdiéndolo, la caída de ella en los brazos del turro y la estocada de su decrepitud, todo se volvía una sola cosa. Miró hacia los cuatro costados sin entender de dónde provenían los ruidos.

Decidió volver a la escena del crimen para certificar lo acontecido. Se asomó, incrédulo, detrás de un coche viejo y espió el operativo policial. Dos oficiales hablaban preocupados, mientras un tercero tomaba nota sin alzar la mirada, otros dos estudiaban el cuerpo con un hombre vestido de blanco, y parte de la vereda estaba limitada por unas cintas amarillas que prohibían el acceso a toda persona ajena a la investigación.

Sus ojos comenzaron a nublarse. Sintió un mareo que lo obligó a sentarse en el empedrado gris de la calle, mientras apoyaba su espalda contra la puerta trasera. La respiración comenzó a cesar lentamente, al igual que su pulso. A las pocas horas, un oficial dio cuenta del cuerpo que yacía con una mueca en la cara. “Mezcla de placer y resignación”, pensó cuando lo vio.

<< volver a TEXTOS

Anuncios

Una respuesta a “Después

  1. karina Pena Hormaeche

    Muy Bueno Fernando. !!! quiero leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s